Cómo tener sueños astrales

Los sueños astrales o como popularmente se conocen, los viajes astrales, se producen cuando la mente abandona el cuerpo físico y es libre.

Los sueños astrales o como popularmente se conocen, los viajes astrales, se producen cuando la mente abandona el cuerpo físico y es libre para vagar el plano astral paralelo. A través de estos podrás ir a dónde quieres en el universo y podrás encontrarte con otras conciencias que también están viajando en ese momento por el plano astral.

Te mencionaremos algunos tips para tener sueños astrales:

Cuida tu salud

Es importante que te encuentres en buen estado de salud. Un cuerpo débil puede afectar a la capacidad que tenemos de proyectarnos.

Relájate

Algo muy importante para tener sueños astrales es que estés completamente relajado. Tanto de mente como de cuerpo. Deberás practicar la relajación de todo tu cuerpo y deberás despejar tu mente de todos los pensamientos que usualmente zumban en nuestras mentes. Concéntrate en tu respiración y únicamente en eso.

Sonidos que propicien la relajación

Es muy importante que escuches los sonidos que comúnmente se conocen como los binaurales cuando intentamos tener sueños astrales. Estos alterarán la frecuencia de las ondas cerebrales y generarán mejores condiciones para llevar a cabo la proyección astral.

Métodos de proyección

Es muy importante que pruebes con diferentes métodos de proyección. Lo que funciona para una persona, puede que no sea la adecuada para ti. Uno de los métodos más convencionales son aquellos que nos imaginamos saltando la cuerda. Esto ayudará a que tengamos una visualización de nuestro cuerpo físico.

No solo en la noche

Debes intentar tener sueños astrales en cualquier momento del día. No sólo en la noche. De esta manera encontrarás el momento que sea más adecuado para ti para esta proyección.

Olvida el miedo

Cuando elevas tus vibraciones sentirás que tu cuerpo comenzará a latir y vibrar. No debes dejar que esto te distraiga cuando quieres tener un sueño astral. Debes pensar únicamente en eso y no tener miedo de las sensaciones que se produzcan en tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *